Lectura Cristiana

Lectura Cristiana: Sugerencias Personales para el Principiante

Por el Dr. Tim J.R. Trumper

Al reflexionar sobre mi vida hasta la fecha, la lectura ha sido uno de los descubrimientos mas agradables y provechosos.  Digo “descubrimientos” porque la lectura no fue algo que me interesaba fácilmente.  Me tomo la mejor parte de veinte anos para aprender que los libros podrían ser tal amigos.  Estoy agradecido que los libros Cristianos estaban entre esos amigos desde el tiempo que la lectura tomo una importancia para mi.  Nunca lo he encontrado ser difícil para priorizar mi lectura.  Para esto, estoy en  deuda a mi amigo difunto, Peter Frost (1965-2003).  En un verano, el me enseñó por ejemplo que las literatura Cristiana es para el joven así mismo como el anciano, y puede servir un papel valioso en profundizando la fe personal.

Entonces, después de veinte anos de lectura sin parar, en búsqueda de alcanzar los anos en cual yo desperdicie en mi niñez en “el bello juego” (fútbol, claro!).  Yo transmito unas pocas sugerencias personales a aquellos que esperan ganar el tipo de placer que muchos están llevando a madurez su entendimiento de la fe Cristiana.

No Hagan

No penséis que porque no fue lector en su niñez o adolescencia que la lectura de buenos libros Cristianos esta mas aya de Ud.  Un amor para Dios y Su Palabra lo inspirada a que lea mas que cualquier incentivo que se le ha dado para leer literatura escolar.

No deje el aprendéis de la fe, al principio, Ud. levanta libro que no esta buen escrito o no esta en el lugar que Ud. esta.  Avance a otro libro, pero retenga el primer libro.  Es posible que Dios lo usara en su vida en Su tiempo.

No tenga miedo de pedir ayuda sobre el lugar de principiar.  La fe Cristiana es un tema grande con muchos temas: Antiguo Testamento, Nuevo Testamento, historia de la iglesia, y temas contemporáneos. Cada una de estas disciplinas tiene su área de tema, la mayoría de las áreas tienen muchos textos de donde elegir.

No caiga a la trampa de pensar que porque un libro a recién publicado que debería ser leído inmediatamente.  Resista la presión social.  En muchos casos, tal libros no son el evento de publicación que los publicadores esperan.  Siga en su propia agenda, leyendo. Le recuerdo, que no se impresione en conversación, sino crezca como un Cristiano.

No deje que la lectura de buena literatura Cristiana rebase su deseo de leer las Escrituras o servir a su Dios.  La lectura de buena literatura Cristiana no es un fin en si mismo.  Leemos para conocer a Dios y Su Palabra mejor, y para ser mas eficaz en el servicio de El.

Haga

Tome inicio.  Busque un libro que le aparezca interesante y relevante personalmente.  Determinase en envolver su mente y su corazón, y tome inicio.  Le parecerá extraño al principio, el pensar sobre asuntos espirituales fuera de la adoración, pero, con la bendición de Dios, Ud. se preparada para el ejercicio y no volteará a tras.  Recuerde, que los Cristianos que permanecen en la cara de oportunidades para desarrollar su entendimiento, minimizan su desarrollo personal y la eficacia de su servicio a la iglesia y su mundo.  Si Ud. no puede pagar los libros, no sabe que comprar, intente solicitar a un Cristiano que Ud. respete.  Su ministros, ancianos espirituales o bibliotecario de iglesia deberían estar alegres para proveer sugestiones.

De prioridad a su lectura.  Sobre todo, enfocase en la literatura que nutre una perspectiva alta de Dios, exalta el nombre de Jesús, lo guía mas profundamente a las Santas Escrituras, y anima su participación en la iglesia y en el mundo.  Tome precaución sobre los libros de auto-ayuda que les gusta a los del mundo.  Recuerda, “no se trata de mi” ~ para atraer en un titulo reciente.

Busque el leer con pertinencia.  Cuando esta considerando que leer, preguntase cual es el hueco mas grande en su aprendéis  de Dios, el Señor Jesús, el Espíritu Santo, la Palabra de Dios, la misión de la iglesia etc..  También tome en consideración esas aérea de su vida espiritual en cual la mayoría de su crecimiento hay falta.  Lea para crecer!

Comparte lo que este leyendo ~ las ideas, si no los libros (hay veces en cual los Cristiano no son muy buenos y regresando libros). Inspire a los que están alrededor de Ud. que lean y crezcan.  Use su lectura para compartir el evangelio. De libros como regalos.

Lea con discernimiento.  Autores, como predicadores, son falibles. No todo lo que escriben refleja enseñanza bíblica.  Emule los Cristianos de Berea quienes revisaban las predicaciones de Pablo con las Escrituras (Hechos 17:10-11).  Si no esta seguro, pregunte le a un Cristiano que se destaca por un buen conocimiento de las Escrituras.

Leave a Reply